lunes, 7 de noviembre de 2011

Mañana


Al final de un día duro, siempre hay una almohada blanda, y lo que no ha pasado, puede suceder en nuestros sueños, de golpe, en 5 minutos. Sin más.

A veces me acuesto con la certeza de que todo ha ido bien. Otras, me voy a la cama con la esperanza de poder tener esa misma seguridad mañana.

Mañana.

Será otro día. Y probablemente, mejor. Al menos, tengo todo un día para intentarlo.

2 comentarios:

  1. Hasta mañana si Dios quiere, que tengas un día bonito.

    ResponderEliminar
  2. "each morning being,
    a new beginning"

    ResponderEliminar